Hay tantas cosas que contarles sobre el COVID 2019, cuesta elegir qué priorizar ante la necesidad de informarlos y la abundante desinformación que nos rodea. Las personas con diabetes son parte del grupo que puede presentar manifestaciones graves de infección La IDF recientemente emitió una publicación con recomendaciones sobre la que estaremos trabajando y publicando en los próximos días y solicita al igual que OMS que colaboremos en la difusión de información basada en la evidencia, sin connotaciones mágicas ni alarmistas. A la epidemia de la desinformación se le llama “DESINFODEMIA” y viaja muy rápido de la mano de los bits y de nuestra falta de compromiso. La desinformación nos paraliza, nos hace “ver el árbol y no ver el bosque” y en cierto modo propaga la enfermedad.

Cómo podemos colaborar con nuestra sociedad y en particular con las personas con diabetes?

  • Informándonos desde fuentes confiables.
  • Adhiriendo a las medidas de prevención,
  • Respetando los protocolos del Ministerio de Salud de nuestra provincia y de la Nación. Confiemos en quienes velan por nuestra salud y seguridad. Escuchemos sus consejos.
  • Pensando más en el bien común y un poco menos en nosotros mismos. Por ejemplo: Si nos dicen que para evitar la infección no es recomendable usar barbijo, porque la seguridad es psicológica y su uso favorece que nos toquemos la cara aumentado las chances de infección pero sí tienen que usarlo quienes tosen o se sospecha pueden tener infección: No lo usemos ni tampoco salgamos todos a comprarlo porque se agotará en el mercado y quienes lo necesitan, para proteger al resto, no accederán a ellos. Otro ejemplo: Si nos dicen si tiene fiebre, dolor de garganta o tos y ha viajado a los países  donde el virus circula libremente NO VAYA A LA CONSULTA y LLAME AL 107, hagámoslo. No llamemos todos, tampoco, por cualquier consulta porque colapsaremos al 107. Si nos dicen que tenemos que aislarnos por 15 días porque estuvimos en esos países, hagámoslo.
  • Siendo responsables de la información que difundimos en nuestras redes (verifiquemos que sea confiable, si no sabemos hacerlo preguntemos). No difundamos los mitos, los remedios mágicos, las ideas paranoicas sobre que es un invento del mercado, que grandes poderes lo inventaron para sacar ventajas económicas, que la cura está pero se oculta con fines de lucro, etc, etc, etc.

Para terminar resumimos 5 buenas noticias con respecto al Coronavirus:

Sabemos quién es y cómo se transmite

Como cualquier otra enfermedad respiratoria, COVID-19 se transmite a través de gotas de aire que se dispersan cuando una persona infectada habla, estornuda o tose. El virus puede sobrevivir desde unas pocas horas hasta unos pocos días, dependiendo de las condiciones ambientales. Se puede propagar a través del contacto cercano con una persona infectada o por contacto con gotitas de aire en el ambiente (en una superficie, por ejemplo) y luego tocarse la boca o la nariz (de ahí el consejo común que circula sobre la higiene de las manos y el distanciamiento social).

El virus se inactiva fácilmente

El virus puede ser inactivado de las superficies de forma eficaz con una solución de etanol (alcohol al 62-71 %), peróxido de hidrógeno (agua oxigenada al 0,5 %) o hipoclorito sódico (lejía al 0,1 %), en solo un minuto.

El lavado de manos frecuente con agua y jabón es la manera más eficaz de evitar el contagio.

Sabemos como detectarlo, hay protocolos en todos los países, la ciencia está abocada a estudiarlo y en poco tiempo tendremos más recursos

Hay más de 168 artículos científicos publicados y 88 protocolos de tratamiento en marcha. Ya hay prototipos de vacunas.

La enfermedad es leve en 80% de los casos y la mayoría de las personas se curan.

No tiene mayor predilección o gravedad en embarazadas y  afecta muy poco a los niños.

En estos momentos, no circula libremente en Argentina.

Recordemos la historia de la humanidad con las infecciones, cuántas hemos superado? La ciencia avanza rápido y nuestro sistema inmune aprende muy velozmente también. Estemos preparados pero no entremos en pánico, hagamos de un problema una oportunidad de ser una sociedad más responsable 🙂.