vivir-en-pareja-537x350

¿ Vivir en pareja tiene alguna implicación la diabetes? Pues al margen de algunos chistes sobre la convivencia o del papel que juegan las personas con diabetes tipo 3, al parecer hay una relación directa en una persona con diabetes tipo 2.

Una nueva investigación publicada en la reunión que estos días celebra la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) muestra que cuando un paciente con diabetes tipo 2 vive en pareja, sus índices de obesidad son menores que si ese mismo paciente con diabetes tipo 2 vive solo. El estudio y las conclusiones son obra del Dr. Yoshinobu Kondo y el Dr. Yasuo Teracuchi, de la Yokohama City University Graduate School de Japón.

Entre los pacientes con diabetes tipo 2 el sobrepeso aumenta la resistencia a la insulina y empeora aún más el control de azúcar en la sangre. Eso provoca que el síndrome metabólico aumente y el riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte también.

Desafortunadamente, es bastante difícil controlar el peso corporal de los pacientes con diabetes tipo 2. Varios estudios han revelado que vivir en pareja mejora el control del azúcar en la sangre, pero ningún estudio hasta la fecha lo había relacionado también con el sobrepeso y el síndrome metabólico. Por lo tanto, este estudio tuvo como objetivo evaluar los efectos que para una persona con diabetes tipo 2 tiene vivir en pareja con sobrepeso y síndrome metabólico.

Los autores realizaron un estudio transversal de pacientes con diabetes tipo 2 (junio 2010 a marzo 2016), y evaluaron el estado civil y la información metabólica relacionada con el síndrome utilizando una revisión de la historia médica.

Después de la selección, se revisaron 270 pacientes consecutivos con diabetes tipo 2, que incluyó a 180 pacientes casados que estaban viviendo con su pareja (67%, varones n = 109, femeninos n = 71) y 90 pacientes individuales (33%, macho n = 46, Mujer n = 44). En comparación con el grupo único, el grupo casado exhibió un índice de masa corporal significativamente menor (media 24,5 vs. 26,5, respectivamente), los niveles más bajos de HbA1c (7,0 vs. 7,3%), una masa de grasa corporal inferior (18.9 kg vs. 23,5 kg), y una menor tasa de síndrome metabólico (54% vs. 68%).

Un análisis más detallado de los datos mostró que, después de ajustar por edad, sexo, duración de la diabetes, la función de las células beta (como se evaluó mediante el índice de péptido C), el uso de insulina, y el hábito de hacer ejercicio, el grupo con pareja era un 50% menos propenso a tener sobrepeso.

Los autores concluyen: “Nuestros resultados muestran que vivir en pareja reduce el riesgo de tener sobrepeso en aproximadamente un 50% entre los pacientes con DM2. Los hombres que estaban casados y vivían con su pareja también mostraron una reducción del 58% en el riesgo de síndrome metabólico. Estos hallazgos sugieren que se necesita atención de apoyo social para ayudar a los pacientes individuales con diabetes tipo 2 a controlar su peso corporal”

Fuente: Canal Diabetes