En este nuevo espacio de comunicación entrevistamos a personas que consideramos referentes en diabetes, con la intención de acercar sus experiencias y consejos a los miembros de nuestra comunidad virtual.  

En esta caso se trata de Dr. Martín Rodriguez, reconocido médico diabetólogo mendocino, autodefinido fanático de los cambios en el estilo de vida y Profesor Adjunto de Endocrinología, Metabolismo y Nutrición, Facultad de Ciencias Médicas UNCuyo, Mendoza.

Le realizamos una entrevista vía skype que transcribí para compartirla con Uds. Es un placer para mí hablar con Martín de diabetes, como también descubrir que muchos de sus consejos son parte de mi propia práctica médica, evidencia clara de su gran influencia en mi formación en diabetes. 

Nancy: En tu opinión, cuáles son las principales barreras que alejan a las personas con diabetes del buen control?

Martín: Las conductas relacionadas con el estilo de vida que tienen que ver también con la aparición de la diabetes. Los compromisos sociales actuales se realizan “alrededor de las comidas”, y la condición humana hace que una persona cuando se encuentra frente a una comida que le resulta agradable  la tome… y a esto hay que sumarle la poca actividad física que se realiza en general.  Una propuesta que suelo hacer es aprender a generar actividades sociales “alrededor de la actividad física” y no de la comida.

 

 

Otras barreras dependen de los sistema de atención: médicos y educadores, las entidades de formación y educación médica. Muchos médicos no reciben la apropiada formación en cuidado de personas con diabetes.

La actual forma de atención: visitas esporádicas con mucha inversión del tiempo en papeles y tareas administrativas y poco tiempo para hablar de la enfermedad hacen que los mensajes que damos sean escasos, incompletos y poco convincentes. Prescribimos medicamentos y hablamos poco de cómo hacer un cambio.  También tenemos poca formación médica en cómo gestionar los cambios, para mí el tema central, no se trata de nuevos medicamentos sino el verdadero desafío es el cambio en estilo de vida. Como no lo conseguimos hay más diabetes y más obesidad. Si analizamos las Encuestas Nacionales de Factores de Riesgo en nuestro país, podemos ver que ha habido mayores cambios en la hipertensión arterial y en el hábito tabáquico, que en sobrepreso y diabetes. En nuestro país, estamos con una frecuencia de presentación de diabetes del 10%.

El cambio en el estilo de vida previene la aparición de diabetes en los que no la tienen y el desarrollo de  complicaciones en los que ya tienen diabetes. Esta dificultad también la veo en el consultorio, a pesar de definirme como un fanático del cambio en estilo de vida.

Nancy: Qué haces personalmente en tu consulta de especialista para superarlas?

Martín: Para promover la actividad física suelo mostrar como se gastan calorías. El   simple hecho de estar vivos consume calorías. También el comer y todos los movimientos que realizamos a diario. Te diría que el 40% del gasto calórico está relacionado con el movimiento diario. Los 150 minutos de actividad física por semana pueden representar el 10% solamente. Insisto en el aumentar el movimiento diario.

 

Otra herramienta es la prescripción escrita del ejercicio y la emisión de una carta al profesor de educación física que genera un doble compromiso al paciente y al profesor, que lo integre al equipo de salud aunque no lo conozca.

Muestro algunos gráficos claros durante la consulta.  Recordemos que las actividad física es cualquier actividad con movimiento muscular que implique un gasto calórico. En cambio ejercicio es la actividad física programada y estructurada.

Sugiero usar podómetro o cuentapasos, considero que es una herramienta que genera adherencia y permite al paciente objetivar su actividad y uno puede ir fijando metas (10.000 pasos por día). Un buen cuentapasos tiene precio accesible. Otra opción son las aplicaciones de actividad para celulares. En el libro de registro incluyo la cantidad de pasos por días junto a las medidas de glucemia y tensión arterial.

En cada visita invierto 3 minutos en hablar de ejercicio, incluso hago más hincapié en esa pregunta que en la valoración del descenso de peso. Soy un creyente de que la actividad física es tan o más valiosa que el descenso de peso en cuanto a beneficios metabólicos. Prefiero un “gordito entrenado” a un “flaco sedentario”.

Recientemente hemos presentado un trabajo en el Congreso Americano de Diabetes, realizado en personas con diabetes tipo 1 y sobrepeso, lograron descenso de algunos marcadores inflamatorios y oxidativos y mejoraron el consumo de oxígeno (valoración del estado físico) con 4 estrategias:

1-Caminar 10000 pasos por día

2- Adherencia al plato saludable (mitad del plato verduras de los tres colores, 1/4 almidones, 1/4 proteínas)

3- Consumo de la fruta antes de cada comida (sirve para mitigar el apetito y garantiza el consumo de 5 vegetales por día),

4- La realización de una rutina de ejercicios de musculación. Desde de los 55-60 años es muy importante mantener una buena masa muscular para tener una mayor calidad y expectativa de vida, Los ejercicios de fuerza o con botellas de plástico para evitar la pérdida de masa muscular son muy aconsejables.

 

Nancy: De los múltiples beneficios que genera el ejercicio cuál es el argumento que más usas para promoverlo desde el consultorio? Hay mucha gente que no lo disfruta… cómo acercarlos al ejercicio?

Martín: Lo primero que hay que hacer es convencer a los médicos para que puedan destinar el tiempo necesario para tratar el tema en la consulta. Estar convencidos que la actividad física previene el desarrollo de todas las complicaciones de la diabetes. Prescribirlo en la consulta. Saber que el ejercicio es una verdadera polipíldora baja los niveles de grasas en sangre, baja la glucemia, baja la presión arterial, baja el peso, baja la inflamación y la oxidación celular.

A mucha gente  le preocupa la seguridad o el clima, pero siempre hay un gimnasio cerca de casa a donde acudir.

Buscar un profesor divertido que haga más agradable la actividad

Usar apps para ejercicios en casa sobretodo para personas con diabetes jóvenes que están adherentes a este tipo de tecnología.

Buscar grupos de amigos que potencien la adherencia, escuchar música, tratar de encontrar espacios donde el ejercicio resulta un esparcimiento.

Reconozco que es difícil pero es necesario insistir, personalmente he visto muchas personas que han hecho el clic y el cambio es substancial.

Nancy: Prescribís aplicaciones de salud en la consulta?

Martín: A las aplicaciones de registro de glucemia no le he encontrado mucho la vuelta, porque me parecen muy complejas. Tengo un grupo de wsp con algunos pacientes con diabetes 1, donde comparto algunos artículos y entre ellos se comparten publicaciones o solucionan necesidades puntuales.

Aconsejo el uso, para pacientes con diabetes 1, de nuevos métodos de medición continua de glucosa, unos 10-15 pacientes míos ya lo tienen y la gran diferencia que encuentro es la tendencia que permite modificar la dosis de insulina en función de la misma. Por ejemplo, si uno mide una glucemia 150 mg/dl, no sabe cómo estaba 15 minutos antes y coloca insulina por el solo hecho de tener 150, si venía bajando quizás resulte mucha en cambio si venía subiendo puede resultar poca. El conocimiento de la tendencia permite tomar decisiones con la insulina más acertadas.

Nancy: Prescribís información en la web?

Martín: Mis pacientes consultan más al grupo. Uno trata de responder con ciencia y conciencia. No manejo facebook, ni histagram ni Twitter, no tengo experiencia de las otras redes. Les doy mi celular y mi wsp.

Pienso que las tecnologías de la comunicación nos acerca a los pacientes y permite solucionar cuestiones de urgencias y las considero un recurso de mucho valor en la práctica de la medicina. Aprovecho para recordar la de Uds www.argentinadiabetes.org ya que es muy bueno contar con información responsable y calificada para recomendar a mis pacientes. No conozco otros proyectos de educación en línea además del de Uds.

Nancy: Yo tampoco conozco un aula virtual de educación en diabetes como la nuestra. Te agradecemos por la recomendación,  por tu tiempo y la buena predisposición.