Susan Weiner, en una publicación reciente, entrevista a la anterior presidente de la Asociación Americana de Educadores en Diabetes, Deborah A. Greenwood, sobre el aprovechamiento del poder de La tecnología digital y las comunidades en línea. Me he tomado la libertad de traducirlo en español, aunque no literalmente. Es importante tener en cuenta de que la realidad de la educación en diabetes en Estados Unidos no es la misma que en nuestro país ni en América Latina, con sus pros y sus contras… pero me parece muy valioso compartir con Uds. una opinión tan calificada sobre las nuevas herramientas con la que contamos y los nuevos protagonistas en la educación que son las comunidades virtuales de personas con diabetes. La comunidad médica ha utilizado las herramientas nuevas según la época para mejorar la salud de su comunidad desde hace siglos. Cuántas de las herramientas que hoy consideramos clásicas fueron innovadoras hace sólo algunos años atrás? También hemos sabido valorar e incorporar a nuevos actores en la salud  y en la sociedad. Comparto la nota, que cada uno saque sus propias conclusiones, la mía ya la conocen:

¿Cómo fue que se interesó en telesalud en diabetes y por qué promueve la participación de médicos y educadores?

Greenwood : A medida que empecé a participar en este campo, me presenté en varias conferencias sobre la telesalud e informática. Rápidamente aprendí que una cantidad sustancial de investigación y desarrollo de la diabetes se centra en el manejo de la diabetes y la educación, sin embargo, había una escasez de educadores de diabetes en la asistencia, ya sea como miembros de la asociación, presentadores o simplemente asistentes a los Meetings. Mi objetivo en 2015 como presidente de la AADE fue aumentar la conciencia de la telesalud y la informática con educadores de diabetes, sino también para promover el reconocimiento de los educadores de la diabetes como individuos clave y capaces de adaptarse a la evolución de este campo naciente. El plan estratégico de AADE y nuestras reuniones anuales más recientes han incorporado un mensaje telesalud fuerte, como lo demuestra hoja de ruta de la tecnología AADE, que está en producción y que será publicado a principios de 2017.

El campo de la telesalud es muy vasto. ¿Puede resumir las diferentes oportunidades en la diabetes?

Greenwood : Telesalud aplicada a la diabetes es un campo muy amplio que abarca todo, desde la telemedicina, que se define como el uso de las telecomunicaciones y la tecnología de la información para proporcionar atención desde la distancia, a la salud digital, definida como la convergencia de la revolución digital con el cuidado de la salud, la vida y la sociedad. Una característica clave de la telesalud es el objetivo de aumentar el acceso a la atención que se entrega en el lugar correcto, en el momento adecuado, a un menor costo; telesalud involucra a las personas con diabetes en su cuidado. La salud digital amplía el alcance de los servicios y la atención personalizada utilizando teléfonos inteligentes que incorporan, dispositivos portátiles, aplicaciones móviles y las redes sociales. La AADE en su plan estratégico 2016-2018 reconoce que las personas con diabetes están participando en el auto cuidado con el apoyo de otras personas con esta condición. A menudo, las personas forman comunidades virtuales (Diabetes online community o DOC) donde se educan, se empoderan, se apoyan y lo más importante se acompañan y esto hace que “nunca se sienta sola”. El  “social media” y su influencia está aumentando rápidamente y va a cambiar el panorama de la atención de la salud en el corto plazo.

¿Cree que las Comunidades Virtuales online deberían recomendarse a las personas con diabetes?

Greenwood : Definitivamente y absolutamente, sí! Sabemos que si bien la educación en el automanejo y apoyo (DSMES) están cubiertos por el Medicare y la mayoría de los seguros médicos, sabemos que algunas personas tienen un acceso limitado, ya sea por vivir en una zona rural, falta de seguro, o barreras debido al transporte o cuidado de niños. Las comunidades virtuales están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, para las personas que necesitan respuestas o simplemente discutir o compartir una preocupación con otra persona que entiende sus experiencias. Incluso las personas que asisten a programas de educación en diabetes pueden beneficiarse de la educación entre-visita y participación con estas comunidades.

   Susan Weiner                   Deborah A. Greenwood

Fuente: Endocrinology Today, Enero 2017