Consumir-bebidas-azucaradas-no-hace-que-te-sientas-mejorMuchas veces hablamos de lo qué comemos y muy pocas de lo que tomamos, muchas veces no le damos la importancia que realmente tienen. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda , es que el consumo de azúcares agregados debe representar menos del 10% del total de la energía consumida en un día por una persona. Esto equivale a 50g diarios (cada cucharadita de té tiene 5 gr es decir 10 cucharaditas) para una dieta promedio de 2000 kcal.

En Argentina, el consumo de azúcar agregado estimado es alrededor del triple del recomendado  y nuestro país se encuentra entre los 5 países de mayor consumo de azúcar agregada del mundo. Una de las principales fuentes de consumo de azúcar agregado es el consumo de bebidas azucaradas, y Argentina es el primer consumidor de bebidas gaseosas del mundo, según Euromonitor 2014. Esto se ve reflejado en el aumento en los niveles de sobrepeso y obesidad en la población infantil (34%) y adulta (58%) de Argentina .

En nuestro país no es obligatoria la declaración de azúcares en el rótulo nutricional según el Código Alimentario Argentino. La Fundación Interamericana del Corazón realizó una investigación para evaluar el contenido de azúcares agregados en la oferta de bebidas azucaradas no alcohólicas de nuestro país.

Les mostramos sus resultados:

Tipo de bebidas Cantidad de azúcar cada 200 ml (en gramos)
Gaseosas

22

Jugos listos para consumo

17

Bebidas a base de soja

15

Bebidas deportivas

12

Aguas saborizadas

9,6

Bebidas a base de hierbas

16

Jugos en polvo

4

Los números parecen complicados pero nos permiten sacar algunas conclusiones: 3 vasos de gaseosa superan la cantidad de azúcar agregada que deberíamos consumir por día (13 cucharaditas de azúcar). Los jugos preparados y las bebidas con base de soja tienen mucho más azúcar de lo que muchos imaginan. Hay que leer las etiquetas de las aguas saborizadas, algunas tienen azúcar (aunque mucho menos que los jugos) y otras no.

Fuente: Informe de investigación sobre los niveles de azúcar agregada en las bebidas no alcohólicas en Argentina (2013 – 2014)