El ejercicio tiene múltiples acciones, que bajan la glucemia:

  • Disminuye los requerimientos de insulina ya que mejora la sensibilidad a la misma.
  • Las células del cuerpo utilizan más glucosa
  • Si la insulina es parte de nuestro tratamiento, aumenta la absorción desde el lugar de inyección hacia la sangre.
  • Hay también un periodo prolongado que dura generalmente 12 hs, pero que puede llegar a 24 horas, de aumento de la sensibilidad a la insulina en el que la glucemia tenderá a estar más baja. Esto se debe a que en el ejercicio se ha utilizado la reserva de glucógeno del hígado. Esta reserva tiende a “recuperarse” luego de haber terminado el mismo.

A veces, sucede que la medición luego del ejercicio, muestra nivdiabetes-ejercicioeles elevados de azúcar en sangre. Esto se llama “hiperglucemia asociada al ejercicio” se debe a la liberación de catecolaminas (las hormonas del estrés) que aumentan la glucemia, inmediatamente luego del ejercicio y dura 1 hora a 1 hora y media. Por ello, no se debe corregir .

Otra situación de hiperglucemia durante el ejercicio, puede ocurrir por falta de insulina. Los músculos necesitan más energía, que consiguen “quemando” glucosa. La insulina es la encargada de transportar esa energía a los músculos, pero si esta es insuficiente el cuerpo interpreta que no existen suficientes reservas de energía y estimula al hígado para que libere su reserva. Esto hace que los niveles de glucosa en sangre aumenten más. Es por esto, justamente, que para realizar ejercicio es necesario estar bien controlado.

Fuentes: ADA (Asociación Americana de Diabetes),

              Presentación Ejercicio y Diabetes, Dr. Martín Rodríguez

              Fundación para la Diabetes