Es un valor que se obtiene al relacionar el índice glucémico de un alimento  con la cantidad de hidratos que  contiene en una porción de consumo habitual.

Carga glucémica =

(IGlucémico x Cantidad de hidratos (g) por porción)                                                                                     / 100

Cuanto menor sea la carga glucémica de un alimento, menor será el pico de glucosa en sangre, por tanto, una carga glucémica reducida de los alimentos nos ayudará a mantener bajo nuestro nivel de glucosa en sangre.

 

Para qué sirve?

Si por ejemplo, tenemos en cuenta el IG podemos confundirnos y pensar que una lata de gaseosa sube menos la glucemia que una taza de sandía

La sandía es un alimento compuesto fundamentalmente por agua y solo contiene 9 gs de hidratos por porción. Si calculamos la carga, nos da notablemente menor (6) comparada con la de la gaseosa (24)

Repasando diferencias:

 

Recuerda que la CG tiene en cuenta la cantidad de carbohidratos y su influencia en la glucosa en la sangre. Ten en cuenta que un alimento compuesto mayormente por grasas saturadas podría tener un IG bajo y no lo hace un alimento bueno para su salud.