Una pregunta recurrente entre las personas con diabetes es que si pueden o no tomar bebidas alcohólicas. La mayoría de las veces la respuesta es un rotundo no, sin embargo esto depende de cada persona y por supuesto de las cantidades ingeridas.

Hay muchas personas que tienen prohibido el consumo de alcohol, ya que su situación en particular no se los permite. Sin embargo, hay quienes tienen permitido su consumo pero en cantidades moderadas. Todo dependerá de lo que indique y aconseje su médico tratante.

¿Cuál es una medida moderada de alcohol?

Mujeres: 1 trago al día

Hombres: 2 tragos al día

1 trago equivale a…

  • 45 cc de alcohol destilado
  • 360 cc de cerveza
  • 150 cc de vino

¡No corras riesgos!

Cuando tomas bebidas alcohólicas, la glucosa en la sangre puede reducirse hasta 24 horas. Para evitar riesgos sigue estos consejos:

  1. Come algo mientras bebas alcohol.
  2. Mide tu glucosa con frecuencia el día que vas a tomar alcohol y el día posterior a éste. Así verás el efecto del trago en tus niveles de azúcar.
  3. Dile a las personas que te acompañan que tienes diabetes y cuáles son los síntomas de tener bajos los niveles de glucosa.
  4. Verifica el tamaño de las porciones, generalmente las copas de vino tienen más capacidad que sólo 150 cc.

¿Quiénes no deben beber alcohol?

  1. Embarazadas, personas con problemas con el alcohol y menores de edad.
  2. Si tu médico te dijo que no lo hagas ¡no debes hacerlo!
  3. Si no tienes un buen control de tu diabetes, es mejor esperar a que sí lo tengas.
  4. Personas con neuropatía severa.
  5. Si tomas medicamentos que indican que no debes tomar bebidas alcohólicas.

Escoge opciones con menos calorías:

  • Cerveza light.
  • Vino tinto o blanco seco.
  • Bebidas hechas con ingredientes sin azúcar, bebidas y jugos sin azúcar.
  • Cócteles con pocas calorías, por ejemplo: margarita reducida en calorías.

Evita las bebidas con muchas calorías:

  • Licores, crema de licores, etc.
  • Cócteles ricos en calorías, como por ejemplo la piña colada.
  • Cócteles con crema.
  • Gaseosas con azúcar.

Esperamos que la información entregada les haya sido de utilidad, y recuerden que todo lo anteriormente mencionado no se antepone a lo que su médico tratante les recomienda. Cada persona tiene necesidades y tolerancias diferentes. ¡Mucho ojo con el alcohol!

Fuentes: Diabelife