Nos sentimos muy agradecidos y satisfechos por haber recibido el PREMIO CAESPO 2017 por el trabajo “Educación en diabetes para docentes. La prevención comienza en la escuela”. El mismo es un proyecto realizado con los docentes de la provincia de San Luis, con el apoyo del Ministerio de Salud de la Provincia de san Luis.

 
 

El CAESPO – Comité Argentino de Educación para la Salud –es una entidad sin fines de lucro formada por un conjunto de instituciones, profesionales, técnicos, y voluntarios, así como de redes del país y del exterior, que desde 1958 aúna esfuerzos para promover la salud mediante la educación.  Desde el año 2003 convoca anualmente el CONCURSO “CAESPO”, para reconocer el trabajo que instituciones o grupos de profesionales nacionales vienen realizando sobre temas  relacionados a la educación para la salud y los determinantes de la salud.  CAESPO entrega anualmente premios a los trabajos más relevantes.

El acto tuvo lugar en el Salón Bernardo A. Houssay de la facultad de Medicina de la UBA. El jurado estuvo integrado por los doctores Cristina T. Arranz – Decana de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA-, Eduardo Charreau, Presidente de la Fundación Instituto de Biología y Medicina Experimental-,  Regina L.W. Wikinski -Profesora Titular Emérita UBA, Miembro titular de la Academia Nacional de Farmacia y Bioquímica-, Damasia Becú, Directora del Ibyme-Conicet; Alejandro F. De Nicola, Miembro de la Academia Nacional de Medicina e Investigador Superior Emérito del Ibyme-Conicet y Eduardo Gallardo, Presidente de Cediquifa.

 
Participar de esta jornada de reconocimiento junto a investigadores y profesionales tan destacados de nuestro país, seleccionados por una jurado de primer nivel académico, nos llena de orgullo. La satisfacción es doble por tratarse de una trabajo realizado en nuestra provincia. Cada vez que nuestra labor es destacada, sentimos que de alguna manera honramos y representamos a nuestro querido San Luis.
Aprovechamos para agradecer a todas las personas que nos apoyan, al Ministerio de Educación y a los docentes a quienes invitamos a continuar educándose en diabetes. El propósito de vivir en una provincia con docentes educados en diabetes… cada vez está más cerca! De nuestra parte renovaremos los esfuerzos para contribuir a la mejoría de la calidad de vida de nuestra comunidad.
Nancy Carreño y Daniel Sternik