INGREDIENTES:

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 o 2 láminas de jamón de pavo bajo en grasas
  • 1 lámina de queso bajo en grasas
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de salvado de avena
  • Sal
  • Pimienta
  • Ajo

PREPARACIÓN:

  1. Abrimos la pechuga de pollo realizando un corte que nos permita rellenarla sin desarmarla mucho.
  2. Juntamos el queso con el jamón de pavo y formamos un tubito (el que será el relleno de nuestra pechuga de pollo). Una vez que realicemos el relleno, podemos ayudarnos con unos pinchos de cóctel para sellar bien la pechuga.
  3. Vertemos el huevo en un pocillo junto con el ajo picado, sal y pimienta, y revolvemos hasta que quede una mezcla bien homogénea. En un plato aparte ponemos el salvado de avena.
  4. Pasamos nuestra pechuga por el huevo condimentado y luego por el salvado de avena.
  5. Metemos la pechuga en la rejilla del horno por 15 minutos, luego le damos la vuelta, y cocinamos por 15 minutos más para que quede dorada por ambos lados.

Esperamos que les haya gustado esta receta, nosotros la preparamos hoy y realmente nos encantó, una alternativa muy deliciosa para preparar tanto a la hora de almuerzo como para la cena, acompañada idealmente con una ensalada de hojas verdes.

Fuente: Diabelife