La monitorización continúa de glucosa sigue siendo fuente de estudios e informes. Hace un par de días en la prestigiosa Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism se ha publicado un estudio que relaciona la monitorización continúa de glucosa con las hipoglucemias graves, y al parecer la tecnología ayudaría a reducir el número de estas, entre otras cosas, debido al conocimiento que la persona con diabetes adquiere de su patología. Una vez más se confirma que la información es fundamental para la correcta gestión de la diabetes.

Los pacientes con diabetes tipo 1 con años de enfermedad están en mayor riesgo de hipoglucemia severa según los expertos.

El objetivo del estudio ha sido determinar si la monitorización continua de glucosa en tiempo real podría ser considerada como una herramienta estratégica para evitar la hipoglucemia severa en pacientes con años de diabetes. Es decir, en personas que teóricamente por los años de experiencia tienen un conocimiento mayor de la gestión de su diabetes.

Para el estudio se seleccionaron a once pacientes con más de 30 años con diabetes tipo 1. El estudio ha sido liderado por el Centro de Investigación Clínica y Traslacional de la Universidad de Pennsylvania durante 18 meses. Ninguno de los pacientes había sido usuario previo de la monitorización continua de glucosa. Los pacientes recibieron sensores de Dexcom y de Medtronic para el estudio.

Los resultados de la investigación confirmaron una mejora en la conciencia de la hipoglucemia y sobretodo en la reducción de episodios de hipoglucemias severas.

 

 

Los investigadores concluyen que la monitorización continua de glucosa en tiempo real puede mejorar el conocimiento y reducir la carga de la hipoglucemia severa en pacientes con diabetes tipo 1. Los sensores ofrecen una cantidad de información en tiempo real que sin duda mejora el conocimiento y el control de la diabetes, pues se pueden tomar decisiones más eficaces que eviten riesgos como el señalado en este artículo de hipoglucemias severas.

 

 

 

 

Aquí puedes consultar el artículo original de la investigación: https://academic.oup.com/jcem/advance-article/doi/10.1210/jc.2017-01516/4670016

 

Fuente:  canaldiabetes