Comparto con Uds. este artículo obre estiramientos que me parece muy útil. Algunas textos han sido modificados para mayor entendimiento de nuestra comunidad. Fue publicado por Men’s Health y escrito por Guillermo Andreu.

La flexibilidad es una de las capacidades deportivas que más en cuenta deberíamos tener, ya que cuanto mayor sea, mayor será también el rango de movimiento de nuestras articulaciones, y menor será la probabilidad de sufrir lesiones.

¿Cuándo realizar estiramientos?

Algo sobre lo que existe un gran consenso es que los estiramientos no deben realizarse en frío, ya que en esta situación la sangre que llega a los músculos y la temperatura de estos no es la óptima. Si en este momento tratamos de estirar los tejidos, la probabilidad de que se dañen es mucho mayor que si estos estuvieran calientes.

Además, los estiramientos estáticos, que suelen ser los que todo el mundo realiza para ganar flexibilidad, pueden reducir transitoriamente la fuerza que somos capaces de ejercer, y por ello no deberían situarse antes del entrenamiento de pesas.
Por tanto, existen dos situaciones en las que podemos llevar a cabo estos estiramientos estáticos; tras terminar nuestra rutina de pesas o tras realizar un calentamiento, en una sesión específica de flexibilidad.

¿Cómo y qué estiramientos realizar?

Existen distintos tipos de estiramientos, los estáticos son los que se realizan con mayor frecuencia.  Consisten en estirar en reposo, se estira el músculo hasta una determinada posición y se mantiene durante 10 a 30 segundos. Implica estirar hasta el limite de lo confortable. Es importante realizar al menos un calentamiento general que implique llevar a cabo una actividad cardiovascular durante 5 – 10 minutos antes de estirar, sobre todo si estos estiramientos van a ser prolongados y exigentes. A la hora de estirar debemos sentir tirantez pero no deberíamos sentir dolor. Si sentimos dolor vale la pena que disminuyamos la intensidad del estiramiento y reduzcamos la tensión.

¿Por qué tienes que estirar?

Los estiramientos son una parte importante del entrenamiento.

Favorecen la ganancia de movilidad y flexibilidad y propician la relajación muscular (conviene realizarlos tras el entrenamiento).

Por tanto, y considerando la importancia de los estiramientos, no olvides incluirlos de forma regular en tu rutina. Realizarlos de dos a tres veces por semana puede generar cambios significativos en tu movilidad y tu flexibilidad.

Fuente: Guillermo Andreu (MH Top Trainer) – Men’s Health – lunes, 31 de julio de 2017