las-mejores-aplicaciones-para-mejorar-la-salud

La eSalud, la tecnología aplicada a la salud, ayuda a los pacientes a cumplir el tratamiento. Más de la mitad de los tratamientos prescritos a pacientes crónicos no llega a cumplirse, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para aumentar la adherencia terapéutica existen diversas soluciones de eSalud que han demostrado su eficacia, como aplicaciones, wearables, juegos de salud, teleasistencia, Big Data e Internet de las cosas.

En algunas patologías la mala adherencia terapéutica se debe a factores como a la ausencia de síntomas, la polimedicación y la edad avanzada de los pacientes, pero en casi todas ellas la causa más común es una pobre comunicación entre médicos y pacientes, que redunda en escasa información. La escasez de tiempo en la consulta no es excusa cuando Internet permite que los profesionales sanitarios interactúen con sus pacientes de manera rápida y eficaz, con la posibilidad de ampliar la información de salud que se proporciona de forma presencial, la llamada salud 2.0. La falta de tiempo es también el argumento que utilizan muchos profesionales sanitarios para no estar en las redes sociales ni crear contenido digital para sus pacientes. Sin embargo, multitud de estudios han demostrado que el tiempo empleado en la comunicación online es una inversión, ya que contribuye a empoderar a los pacientes y hacer más fructífera la consulta presencial, con lo que se aumenta la adherencia terapéutica. También mejora la reputación de los profesionales. Tener una buena reputación online permite no sólo llenar una consulta sino también incrementar las oportunidades profesionales.

Aplicaciones, wearables y gamificación en salud

Los videojuegos aplicados a la salud, los juegos de salud, han demostrado que son muy útiles en la educación y la adherencia terapéutica en una amplia variedad de patologías..

Otras herramientas de la eSalud que ayudan a mejorar la adherencia terapéutica son las aplicaciones de salud. Por supuesto sólo una mínima parte de las más de 140.000 existentes contienen información con una base científica contrastada y actualizada y son útiles para el paciente. Sin embargo, hay muchas que han demostrado su eficacia para informar sobre la enfermedad y ayudar en el manejo de la medicación, en una amplia variedad de patologías crónicas, desde el asma a la diabetes y la hipertensión. Para que esas aplicaciones no acaben abandonadas, al igual que la pastilla para la que intentan concienciar sobre su toma, es de gran utilidad incluir elementos de gamificación, premios y competiciones que refuercen el aprendizaje y ofrezcan recompensas emocionales. Los videojuegos aplicados a la salud, los juegos de salud, han demostrado que son muy útiles en la educación y la adherencia terapéutica en una amplia variedad de patologías.

La gamificación es también la clave de que los wearables, dispositivos vestibles, no acaben abandonados en un cajón al cabo de pocos meses. Los wearables son empleados, sobre todo, por población sana, que viste pulseras y relojes inteligentes (smartwatches) para controlar su ritmo cardíaco, movimiento y calidad del sueño, entre otras variables. Y si a un paciente crónico le cuesta mantener el hábito de la medicación cuando no tiene síntomas, a una persona sana que no aprecie una utilidad inmediata en la medición de variables, le ocurre lo mismo con un wearable, salvo que esté muy concienciada con el ejercicio físico. Por ese motivo, los grandes fabricantes de wearables incluyen elementos de gamificación, como puntos, competiciones entre participantes e integración de redes sociales para compartir los logros.

El Big Data incrementa la adherencia terapéutica, pues permite conocer patrones de comportamiento de todos los pacientes según variables.

El Big Data en salud es otra herramienta muy útil para incrementar la adherencia terapéutica, ya que nos permite conocer patrones de comportamiento de todos los pacientes según variables como edad, sexo, tiempo desde el diagnóstico, medicamentos utilizados, etc. e incluso de cada uno de ellos. Con toda esa información se pueden establecer recomendaciones individuales que permitan mejorar la adherencia. También el Internet de las cosas ha revelado su utilidad en la adherencia terapéutica. Ya disponemos de pastilleros electrónicos que avisan al cuidador o profesional sanitario si un paciente se ha tomado la medicación en el momento en el que debía, entre otras posibilidades.

Data completa: http://laesalud.com/2016/esalud/ehealth-paciente-tratamiento-apps-movil/