Los hidratos de carbono o carbohidratos

Son los nutrientes que tienen mayor influencia sobre la glucemia. Los más conocidos son los azúcares y el almidón. Durante la digestión, se descomponen en unidades simples de azúcar, llamadas glucosa.

Son la principal fuente de energía y casi la mitad de las calorías que se consumen deberían provenir de ellos. No es necesario quitarlos por la diabetes. Hay que identificar qué alimentos los contienen, elegirlos bien y controlar la cantidad que comes.

Muchas veces la información sobre ellos confunde y nos cuesta distinguir que es lo que conviene a las personas con diabetes. Como concepto fundamental recordar que: Es recomendable obtener los carbohidratos “simples” de las frutas, leche y sus derivados. Los “complejos”, de las legumbres, verduras, harinas y cereales integrales. Ambos son necesarios para un buen plan alimentario. 

Ahora, los conoceremos más en detalle en el cuadro siguiente:

Rápidos o simples (azúcares): 

Suben rápidamente el azúcar y duran poco. Generalmente tienen gusto dulce.

Azúcares o endulzantes: de mesa, azúcar puro de fructosa, sirope de maíz y miel.

Golosinas y dulces elaboradas con ellas (postres, flanes, caramelos, chocolates, chicles, etc)

Gaseosas y jugos

Fruta, leche, yogurt y algunas verduras

Cereales no integrales y alimentos elaborados con harinas refinadas (galletas, bollería)

 MODULO_03_Hoja_03

Lentos o complejos:

Necesitan que el aparato digestivo trabaje más y tardan mas tiempo en elevar la glucemia y duran más. Aportan vitaminas y quitan el hambre. Generalmente no tienen gusto dulce. Incluyen:

Cereales y sus derivados (Trigo, maíz, cebada, centeno, arroz y avena), la mayoría contenidos en alimentos integrales como pan, pasta y arroz integral.

Verduras: Acelga, espinaca, repollitos de brucelas, brócoli, achicoria, cebolla y ajo. Hortalizas de raíz (remolacha y zanahoria) de tubérculos(papa, batata y mandioca)

Legumbres (porotos, garbanzos, lentejas, soja, etc)

Semillas y frutos secos: semillas de girasol o de lino, almendras, nueces y pistachos.

 MODULO_03_Hoja_03

Es importante tener en cuenta, que las recomendaciones que les hemos dado sirven para las “elecciones cotidianas”, que son las que más influyen en nuestros niveles de glucemia. En “ocasiones especiales” la elección de hidratos no tan convenientes para la glucemia puede compensarse con ajustes en el tratamiento o la ingesta, en la actualidad no hay alimentos que se encuentren prohibidos para las personas con diabetes. Consulta con tu médico qué ajustes hay que hacer en tu caso.