alimentación-saludable1

Muchas personas buscan bajar de peso a través de “Dietas Milagrosas” que prometen perder kilos en muy poco tiempo por medio de regímenes desequilibrados, impersonales, sin fundamentos científicos y que no sirven a la hora de crear hábitos alimenticios.

¿Pues quieres saber algo? Las dietas milagrosas no existen.

Lo que sí existe, es la alimentación saludable.

Ahora bien, ustedes se preguntarán ¿en qué consiste una alimentación saludable? Una de las cosas más importantes para lograr una dieta exitosa es que la comida sea variada, por lo que hay que incluir todos los grupos de alimentos:

  • Lácteos: bajos en grasa
  • Carnes magras: en especial el pescado.
  • Cereales integrales: pan centeno, integral o galletas de salvado.
  • Frutas: especialmente duraznos, damascos, frutillas, peras y jugo de pomelo, ya que tienen un mayor aporte de antioxidantes.
  • Grasa saludables: palta, aceite de oliva, frutos secos, aceitunas.
  • Verduras: las que más protegen la piel son la acelga, espinaca, lechuga, zapallo, zanahoria y pimentón.

Entonces, a la hora de querer bajar de peso sanamente, debemos seguir un régimen hipocalórico junto con un plan de ejercicios regular, mínimo 3 veces a la semana, lo que nos permitiría bajar alrededor de 1 kilo por semana. Este régimen se puede llevar a cabo por un periodo de 3 meses, tras los cuales se debe evaluar si la persona necesita seguir bajando, o se le entrega un plan de mantención.

¿En qué consiste un régimen hipocalórico balanceado?

  1. Bajo en calorías: aporta aproximadamente 40% menos de calorías que las consumidas por la persona, o 1.000 calorías menos que su requerimiento diario. Generalmente se prescriben dietas de 2.000 y 1.000 calorías diarias, dependiendo de la edad, peso, talla, sexo y nivel de actividad.
  2. Equilibrado: debe incluir de 15 a 20% de proteínas, 20 a 25% de lípidos o grasas y 50 a 60% de carbohidratos.
  3. Rico en fibra vegetal: frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.
  4. Horarios: la dieta debe incluir al menos 4 tiempos de comida, incluyendo colaciones como una fruta o un yogurt dietético.
  5. Suficiente líquido: agua, infusiones, bebidas sin azúcar, té verde. Éste último es una excelente alternativa, ya que aumenta el metabolismo y tiene un buen aporte de antioxidantes.
  6. Consumo de pescado: se recomienda preferir el pescado en vez de carnes rojas.

Recuerda que cada persona tiene requerimientos nutricionales diferentes, por ende, si tu objetivo es bajar de peso, te aconsejamos asesorarte por un profesional de la salud, como por ejemplo un nutricionista, para que te evalúe de forma personalizada y así te entregue una minuta alimenticia según tus necesidades.

Fuente:  DIABELIFE   http://www.diabelife.com/