ejercicio aeróbico

 La información en torno a los beneficios de practicar ejercicio aeróbico de forma moderada no es nueva, hay decenas de estudios, pero a la vez hay un desapego importante por parte de la sociedad y en concreto de las personas con diabetes tipo 2 por falta de información.

Lo último que hemos conocido es que realizar 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado cada semana, repartidos en al
menos tres días, y hacer ejercicios de resistencia dos veces semanales, mejora la salud de los
pacientes con diabetes tipo 2, según ha mostrado una investigación liderada por el doctor de la
 Unidad de Salud Pública, ACES Duero I-Marao e Douro Norte en Vila Real (Portugal), Romeu
 Mendes.

Para alcanzar esta conclusión, publicada en el ‘British Journal of Sports Medicine‘, los investigadores revisaron 11 publicaciones anteriores relacionadas con el impacto que el ejercicio aeróbico tiene en la salud de las personas en general, y de los pacientes con diabetes tipo 2 en particular.

Y es que parece ser que, según denuncian estos profesionales portugueses, que la mayoría de estos pacientes con diabetes tipo 2 no se involucran en la práctica de ejercicio aeróbico porque, a su juicio, no cuentan con suficiente información sobre los beneficios potenciales del ejercicio. Unos beneficios múltiples que van desde la quema de glucosa a la bajada de la presión arterial, pasando por un sin fin más de cosas buenas como la eliminación de la grasa en ciertas partes del cuerpo humano como son los órganos vitales donde también se aloja.

En este artículo de Canal Diabetes puede consultar todos esos beneficios de practicar ejercicio aeróbico de forma constante y moderada: http://www.canaldiabetes.com/el-ejercicio-fisico-ideal-para-diabetes/

Por lo tanto y una vez tenemos claro que hacer ejercicio aeróbico es bueno para la salud de las personas con diabetes tipo 2, los investigadores buscan soluciones y han destacado la necesidad de que los médicos prescriban más a los diabéticos tipo 2 la práctica de ejercicio físico, reflejando en la “receta” el tipo, modo, duración, intensidad y frecuencia semanal. Una información útil que llevarse a casa de la misma manera que se llevan la información sobre el contaje de carbohidratos.

artículo de Canal Diabetes, 12 de enero 2016