Watson, el sistema de inteligencia artificial de IBM, encontró el éxito en distintas aplicaciones que hacen uso de su gran capacidad de almacenamiento y de responder a preguntas en lenguaje natural.
Una de las áreas que más se ha beneficiado con esta tecnología es la de la salud, permitiendo a los profesionales de este rubro apoyarse en su vasta base de datos a la hora de diagnosticar y tratar distintas condiciones.

Democratización de la salud

En abril de 2015, IBM creó la unidad de negocio Watson Health. “La idea era usar a Watson con todas sus posibilidades para lograr más beneficios en los tratamientos. Lograr una democratización de la salud, permitiendo dar tratamientos mejores, a menor costo y a la mayor cantidad de la población posible”, dijo en entrevista con Cromo Yardena Peres, ingeniera y máster en Ciencias de la Computación del Instituto de Tecnología Technion (Israel).
El procesamiento de lenguaje natural y las capacidades de aprendizaje basadas en la evidencia de Watson están siendo utilizados para contribuir en las decisiones clínicas. Un médico puede plantear una consulta al sistema al describir síntomas y otros factores relacionados con el estado del paciente. Watson analiza esta información y extrae datos para encontrar antecedentes relevantes para su historia médica y hereditaria. Luego examina las fuentes de los datos disponibles para formar y probar hipótesis, para finalmente proporcionar una lista de recomendaciones individualizadas y confiables.
Para abastecer la base de datos de Watson Health, IBM reúne todos los documentos científicos, ensayos clínicos, secuencias de genomas y otros datos importantes de la salud que se pueden encontrar. Se trata de una cantidad de datos inconmensurable si se tiene en cuenta que cada año se publican aproximadamente 1,8 millones de artículos científicos.
Además de eso, los hospitales también reúnen una amplia cantidad de información sobre sus propios pacientes y, si se tiene en cuenta cuántos de estos centros hay en todo el mundo, la cantidad de datos disponibles alcanza proporciones aun mayores.
Algunas de las áreas de la salud en lsa que Watson ha probado ser una herramienta de gran utilidad son la oncología, oncología genómica, farmacología, radiología y diabetes.

Los beneficios de una máquina

“Esta tecnología tiene dos cualidades muy importantes: la primera es que Watson no tiene un mal día y la segunda es que no tiene ego”, explicó Peres.
La experta hizo referencia a que un doctor, como todo ser humano, puede encontrarse emocionalmente afectado por algo que interfiera en su desempeño, además de ser propenso a tomar decisiones impulsadas por su orgullo profesional.
Sin embargo, esto no significa que Peres crea que Watson sea un reemplazo para los profesionales de la salud. “Es una herramienta para que el médico se pueda apoyar a la hora de hacer el diagnóstico sin necesidad de ser una enciclopedia caminante, para luego poder concentrarse en lo que la computadora no puede hacer, como transmitir la información al paciente de forma humana”, dijo.
Y agregó: “Si hay puestos que van a ser reemplazados por Watson, se trata de los que están encaminados hacia eso; serian los lugares que se pueden automatizar. Ya vamos en esa dirección y si no es Watson será otra cosa”.
Fuente: Cromo