La opinión de Albert Hurtado, Gerente de Proyectos en el Departamento de Estrategia Digital de Sanofi
dbt

En el ámbito de la salud, no todo el mundo puede presumir de haber llegado a ser un gran influencer, es decir, un profesional con gran notoriedad y reputación en las redes sociales. Conseguirlo es cuestión de constancia y mucho esfuerzo; de tener una alta presencia digital, pero además, de demostrar que la información que vierte a la red es de altísima calidad y que aporta un valor práctico al conocimiento en profundidad de un determinado sector.

El trabajo es duro; sin embargo, cuando se alcanzan estos niveles de credibilidad, el influencer se convierte en un actor clave para dar impulso a ciertas iniciativas de salud. Por lo tanto, podríamos afirmar que un influencer es un gran altavoz que, entre otros aspectos, ayuda a normalizar patologías, a reclamar una mayor atención social hacia cierta enfermedad o a orientar a otros pacientes en el control de sus síntomas.

En el ámbito de la diabetes, son muchos los influencers que han aprovechado su impacto para dar impulso a las distintas iniciativas que han ido surgiendo en torno a esta enfermedad. La tarea más complicada es identificarles. Por eso, hoy queremos hacer un esfuerzo de síntesis y poner en valor la estupenda aportación que generan en el mundo de la insolunodependencia.

Al hablar de la diabetes como patología, las asociaciones de pacientes juegan un papel fundamental. Es por ese motivo que quería destacar en primer lugar a la FEDE. La Federación de Diabéticos Españoles es un canal muy importante a la hora de generar conocimiento y sensibilización sobre diabetes. La FEDE tiene casi 10.000 seguidores en Facebook y más de 9.000 en twitter. A parte, tienen un blog donde periódicamente se analizan los temas más interesantes de la actualidad. La FEDE usa estos canales para explicar, difundir y sensibilizar sobre diabetes.

También podemos encontrar muchos pacientes expertos o activados, como al “Jedi Azucarado” le gusta llamarlos. Uno de los “influencers” que está en boca de todos es Ángel Ramirez, el impulsor del Diabetes Experience Day, una jornada que se ha convertido en una cita ineludible para pacientes que quieren estar informados sobre diabetes. Este año, la cita será el sábado 13 de febrero y ya hay más de 1.000 inscritos. A pesar de que Ángel no es diabético, ha hecho de esta enfermedad su pasión. Tiene más de 6.000 seguidores entre Twitter y Facebook. También merece todo reconocimiento el blog Canal Diabetes, que se ha convertido en una referencia en información sobre la patología, ya que ofrece todos sus contenidos en formato vídeo.

Un convencido del uso de las redes sociales para sensibilizar sobre la diabetes es Dani Royo. Este celador del hospital en el Hospital de la Fe se define como un “pitufo gruñón crítico con su entorno”. Dichas disconformidades con los temas más cendentes de la actualidad de la Diabetes las plasma en su blog. Es una de las personas de referencia para conocer las últimas novedades en el ámbito de la diabetes. Uno de sus méritos más reconocidos es el de haber impulsado el hashtag #diabetESP, que cuenta con más de 3.500 seguidores.

También encontramos influencers que van mucho más allá de las redes sociales. Tal es el ejemplo de Fernando Santos, quien a través del famoso blog “Noches sin Dormir”, ha montado la primera marcha impulsada únicamente a través de Redes Sociales: la Transdiabetes. La finalidad de esta acción es que personas con diabetes se sientan acompañadas y tengan un punto de encuentro para compartir experiencias y conocimiento.

En este sentido podemos encontrar también a Carolina Peñalver, diabética tipo 1 y fundadora del “Diabetic World Travel”. Su apasionante proyecto consiste en conocer y difundir la realidad de los diabéticos alrededor del mundo. Según nos contó, su primera parada es Marruecos y podremos seguirlo a través de su página web y de su twitter que ya tiene más de 6.000 seguidores. Otro de los referentes en diabetes es Victor Bautista, creador de la APP Social Diabetes. Esta herramienta móvil ayuda a los pacientes a automonitorizar su patología.

Y quería acabar con una frase que siempre utiliza Francisco Tapias, otro influencer que define perfectamente a todos estos pacientes activos que han hecho de la diabetes su lucha: “La diabetes no es mi límite”. Francisco es un apasionado del deporte y, a través de su blog, reflexiona sobre cómo los diabéticos pueden superar cualquier límite a la hora de practicar deporte. En esta misma línea del deporte y diabetes, no podemos olvidarnos de Serafin Murillo, quien trabaja en el hospital clínico de Barcelona ayudando a que los diabéticos tengan una vida más activa.

Modificado por última vez: Lunes, 25 Enero 2016 12:03