¿Qué debería tener un desayuno completo?

Un desayuno completo, es aquel que te proporcionará todos los nutrientes y energía necesaria para permitir el mejor rendimiento de las actividades durante el día.
Un desayuno completo debe incluye: LÁCTEOS (leche, yogur o quesos), CEREALES preferentemente integrales (pan, galletas, cereales en copos, etc), y FRUTAS (manzana, pera, ciruela, mandarina, etc) aprovechando las de estación.
¡Acá te traemos un ejemplo completo, fácil y rápido de hacer!