Vivir tan cerca de la diabetes, nos permite conocer muchas historias de vida… a veces creemos que lo hemos visto casi todo… una vez más, descubrimos que no es así. Les presentamos a Dani Albero, un ser humano excepcional que con su historia de trabajo, disciplina y tenacidad nos deje boquiabiertos.  Tiene una meta: participar del Dakar 2019. Esta sería la primera vez que una persona con diabetes 1 participa del rally más duro del mundo. Desde la Fundación Argentina Diabetes queremos colaborar en la difusión de sus actividades. Conoce su sueño, inscríbite en su blog, tal vez puedas ayudar a que sea realidad.

 

¿Cuéntanos quién eres, dónde vives, cómo es tu familia, a que te dedicas?

Soy Daniel Albero y vivo en Valencia (España). Tengo dos hijos magníficos -aunque algo revoltosos- y una mujer estupenda que me apoya en todo lo que hago. Actualmente trabajo conduciendo un autobús por las noches, aunque he trabajado desde muy joven en la construcción, repartiendo paquetes, conduciendo grúas e incluso regentando mi propio restaurante “El Pitch” durante más de 10 años. Desgraciadamente, mi carrera como estudiante no fue muy larga a causa de que tuve una infancia marcada por mis enfermedades e inquietudes y tuve que “buscarme la vida” como pude.

 

¿Cómo aparece la diabetes en tu vida?

En el 1980 y con tan solo 8 años, contraje una meningitis aguda que me tuvo en coma varios días, un mes en el hospital y más de un año de pruebas constantes para verificar que no había ninguna secuela. Después de más de un año me dieron el alta y muy contento intenté reincorporarme al colegio y hacer vida normal, pero a los pocos meses supe que algo no estaba yendo bien… Estaba muy cansado, bebía mucha agua, orinaba mucho y perdí 8kg en tan solo una semana. En aquella época no había tanta información como en la actualidad y mis padres tardaron un poco en darse cuenta de qué era lo que me pasaba. Fue entonces, a mis escasos 10 años, cuando me diagnosticaron DIABETES TIPO 1.

¿Cómo llevas la diabetes? tienes buenos controles? ¿Cuál es tu última Hemoglobina glicosilada?

Bueno “llevar, llevar” se lleva porqué hay que aprender a llevarla. A nuestra compañera de viaje nunca la podemos dejar de lado, tenemos que estar siempre pendientes de ella, porqué si no, al menor descuido te puede dar un susto. Si bien tenemos el azúcar por las nubes o por los suelos, es algo con lo que aprendes a vivir y que te obliga a llevar una vida más sana y saludable. Por ejemplo, te obliga a practicar deporte regularmente -cosa que no está nada mal- esta es la parte más positiva y así lo veo yo en mi día a día. Rutinariamente me hago controles de glucemia a diario y tengo una hemoglobina glicosilada del 6.8. Me siento fantástico para afrontar el reto de poder participar en el Dakar 2019.

 

¿Y las motos? ¿Qué nos puedes contar de tu pasión por ellas? 

Desde muy pequeño ya me gustaba todo lo relacionado con el mundo del motor, pero las motos me llamaban más la atención; había una cita todos los años que no me podía perder: era el Dakar. Empecé a seguir todas y cada una de las ediciones, y más tarde (ya con 17 años) empecé hacer motocross y luego rallye. Tenía muchos problemas para practicar este deporte porque en aquella época, que una persona con DT1 practicara deportes de riesgo era una locura y mis padres me lo prohibían. Estoy seguro que si hubiese informado de mi condición a la federación de motociclismo tampoco me hubiese dejado competir.

Empecé corriendo en motocross en algunos campeonatos Nacionales y Territoriales. Este año pasado ha sido la cuarta vez que he participado en la Baja Spainque es la prueba de más  reconocimiento en España y Europa -puesto que es puntuable para el campeonato del mundo y se recorren más de 850km en dos días- y también he corrido la Panáfrica (Marruecos)  y el Hellas Rally Raid en Grecia este pasado 2017.

El Dakar siempre ha estado en mi mente, pero nunca lo vi factible por la enfermedad y por el gran aporte económico que ello suponía. Pero a base de mucho trabajo y esfuerzo y después de pasar un periodo de vida muy complicado tanto a nivel personal como familiar, he conseguido prepararme tanto a nivel físico, técnico como mental,  contando, como no, con los últimos avances que las farmacéuticas nos han proporcionado para poder realizar este proyecto con garantías.

¿Crees que tu condición de persona con diabetes te provoca alguna dificultad a la hora de realizare tus entrenamientos o competencias?

Sí, pienso que sí, pues la preparación tanto física como mental a estos niveles es algo más complicado en muchos sentidos la alimentación  es básica para poder estar preparado y ahí es donde se complica más, ya que nosotros tenemos que estar pendientes siempre de qué podemos y de qué no podemos comer . Como me gusta decir, “siempre estamos haciendo matemáticas…” Hay que tener unas pautas muy claras para poder  abordar una etapa de 850 km, es decir, unas 15 horas encima de la moto.

 

 

¿Cómo es un día habitual de entrenamiento? Como manejas la colocación de insulina, colaciones, controles, horarios, etc. ?

Intento levantarme temprano y controlarme el azúcar para hacer mis rutinas de entrenamientos: running, ciclismo, gimnasio, etc. Después, siempre intento llevar a mis hijos al colegio y medición de azúcar de nuevo: me administro la insulina que calculo y desayuno bien.  Después sigo con mis rutinas de trabajo: oficina, mantenimiento y puesta a punto de mi moto y a mediodía otra vez control, insulina y comida. Suelo comer bien: algo de verduras, un poco de arroz, un poco de pollo o pescado. Cada día varío la dieta según el ejercicio o las tareas que vaya a realizar. Me gusta pasar las tardes con mis hijos y luego, a las 20.00h toca coger el autobús e irme a trabajar por la noche.  Siempre me controlo el azúcar antes de subir al bus y así acaba mi día.

Después, como consigo estar doce o catorce horas encima de la moto es otra historia , gracias al medidor de glucosa continuo Dexcomy mi app gluQUOcontrolo mis niveles y, dependiendo de ellos, consumo de mi doble Camelbak que llevo siempre sobre mi espalda: uno con agua y otro con una pócima que me preparo para controlar las hipoglucemias. Hoy por hoy me resulta mucho más fácil.

Te invitamos a conocer el proyecto completo y más detalles sobre su vida en su página web: Un diabético en el dakar.

 

 

La superación personal y el sueño cumplido de una persona puede representar la superación de todo el colectivo al que representa. Sumate a su sueño: con tu aliento, tu participación en las redes, contándole su historia a gente que puede ayudarlo económicamente. Todo suma! Contamos con vos!

En Abril próximo, tendremos la posibilidad de conocerlo al compartir escenario en el Diabetes Experience Day, un evento educativo que reúne a personas con diabetes de toda España.  Allí estaremos con El y podremos contarles como sigue este apasionante proyecto que la Fundación Argentina Diabetes apoya.

Muchas Gracias Dani por compartir tus sueños con nosotros!

Nancy y Daniel