¿Hace cuánto no te realizas estudios de laboratorio? La alteración de los lípidos sanguíneos (colesterol y triglicéridos) es muy común en quienes viven con diabetes, es importante que te realices un examen de “Perfil de Lípidos” al menos una vez al año con el objetivo de mantener la salud cardiovascular.

La alimentación, al igual que para el tratamiento de la diabetes, es una parte importante para llevar los niveles de lípidos sanguíneos a rangos de normalidad y con esto prevenir complicaciones cardiovasculares, aquí algunos consejos para utilizarla como tu aliado:

 

 

1. Integra a tu dieta alimentos que contengan ácidos grasos insaturados, al menos 1 vez al día en porciones moderadas:

  • Monoinsaturados: aceite de oliva, aguacate, semillas como nueces, pistaches, almendras, cacahuates.
  • Poliinsaturadas: pescados azules (atún, salmón, sardina, etc), linaza, chía, aceites vegetales.

2. Minimiza el consumo de grasas saturadas ya que éstas elevan el colesterol total y el colesterol LDL: piel de pollo, quesos  y cortes de carne grasos, mantequilla, leche entera, yema de huevo, crema de leche, etc.

3. Prefiere alimentos bajos en grasa: carnes magras, claras de huevo, leche descremada, quesos blancos, etc

4. Utiliza preparaciones bajas en grasa (a la plancha, horneado, al vapor) y compleméntalas con el uso de especias para mejorar el sabor

5. Elimina el consumo de grasas trans ya que eleven el colesterol total y el colesterol LDL, además de disminuir el colesterol HDL o “bueno”: cremas para café, pan dulce, aceites recalentados

6. Si tienes los triglicéridos elevados, elimina el consumo de bebidas alcohólicas y azúcares.

Siguiendo estos consejos le darás una linda alegría a tu corazón y mejorarás tu calidad de vida.

Fuente: Diabelife

Sobre el autor:

Deja una respuesta

  • (no será publicado)