azúcar-añadido-537x350

La Asociación Americana del Corazón (AHA) ha establecido un nuevo estándar esta semana para saber cuánto azúcar añadido pueden consumir los niños al día.

Dicha Asociación recomienda el consumo de sólo 6 cucharaditas de azúcar al día, el equivalente a 100 calorías o 25 gramos, para niños de 2 a 18 años. Los niños menores de 2 no deben consumir ningún tipo de azúcares añadidos.

Los cardiólogos americanos recuerdan una vez más que cuando los niños tienen una dieta alta en azúcar añadido, la obesidad y la presión arterial alta se convierten en amenazas reales y eso a su vez aumenta el riesgo de enfermedades del corazón o diabetes.

Estas nuevas recomendaciones, publicadas en la revista “Circulation”, aparecen tres meses después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos Americana obligara a los fabricantes de alimentos que indiquen en sus etiquetas el valor porcentual diario de azúcares añadidos que tienen sus productos y que se pondrá en vigor en 2018.

LA AHA también nos recuerda que los azúcares añadidos son aquellos incluidos en el azúcar de mesa, la fructosa y la miel, o bien los utilizados en el procesamiento y la preparación de alimentos como bollería industrial o los que hay en algunas bebidas azucaradas.

Lo que dice la OMS

Estas peticiones de los americanos se suman a las de la Organización Mundial de la Salud que después de un largo periodo de consulta pública, el año pasado publicó sus recomendaciones respecto al consumo de azúcar. En ese documento se dijo que el azúcar no debe aportar más del 10% de las calorías diarias tanto en niños como en adultos. Para una dieta de 2.000 calorías, son unos 50 gramos de azúcar, el equivalente a unas 12 cucharillas de café. La media en Europa occidental ronda los 100 gramos, por lo que la reducción debería de ser de la mitad del consumo medio.

El azúcar incrementa el aporte calórico, quita el hambre y reduce ingesta de alimentos más más ricos en nutrientes, lo que favorece una dieta poco saludable. “Tenemos sólidas evidencias de que si mantenemos unos niveles de azúcares libres por debajo del 10% del total de calorías diarias se reduce el riesgo tanto de sobrepeso, como obesidad y caries”, señaló  en su día Francesco Branca, el director del departamento de nutrición para la salud y el desarrollo de la OMS en la presentación del documento.

Fuente: Canal de la Diabetes