Jueves, 3 de Marzo de 2016

Ante el debut de un niño, es habitual que los padres quieran tener el máximo control sobre la diabetes de su hijo y asuman toda la responsabilidad de manejar su enfermedad.

No cabe duda de que se trata de una situación compleja, especialmente para los más pequeños, y que requerirá de la adquisición de muchos conocimientos para entender, poco a poco, qué es y qué supone la diabetes en su día a día. Pero no por ello se debe aislar a los niños, sino que es recomendable hacerles partícipes desde el primer momento, animándoles al autocuidado de la diabetes en función de su edad.

A continuación te explicamos cómo implicar a un niño con diabetes:

Menores de 8 años

Poco a poco se puede ir involucrando a los pequeños en tareas relacionadas con el autocuidado de la diabetes, como traer el medidor a la hora de hacerse el control, elegir el dedo de punción, lavarse las manos o introducir la tira reactiva en el medidor. Lo importante es normalizar la situación, incluyéndola dentro de la rutina diaria.

Entre 8 y 10 años

A partir de esta edad, los niños pueden empezar a tener un papel más activo en el control de su diabetes, y ya se pueden responsabilizar de tareas como:

  • Manejo del medidor al realizarse controles
  • Reonocer los síntomas de una hipoglucemia y llevar un registro de los episodios hipoglucémicos que se tienen

Entre 10 y 12 años

Es en este periodo en el que comienza el autocontrol activo de la diabetes. Si no lo han hecho ya, es un buen momento para que acudan a un campamento para niños con diabetes, donde les enseñarán la técnica de inyección de la insulina, a contar raciones de hidratos o como remontar una hipoglucemia, por ejemplo, para que puedan ganar autonomía. De este modo podrán:

  • Preparar la dosis de insulina, según la decisión de los padres
  • Autoinyectarse insulina
  • Tratar hipoglucemias
  • Identificar la necesidad de un suplemento de hidratos de carbono antes de hacer ejercicio o ante una actividad más exigente de lo habitual

Entre 12 y 14 años

A esta edad ya serán plenamente conscientes de su enfermedad, y es probable que empiecen a preocuparse por su dieta. Pueden aprender a:

  • Reconocer la composición de los alimentos y las raciones de hidratos de carbono
  • Realizar intercambios de alimentos, en función de las raciones de hidratos

Entre 14 y 16 años

Aunque la adolescencia complica el control de la diabetes, a esta edad deben ser totalmente autónomos para poder llevar una vida social plena con sus compañeros. Es el momento para:

  • Aprender a ajustar las dosis de insulina, en función de las recomendaciones de su equipo diabetológico
  • Tomar medidas de prevención para hipoglucemias

Por supuesto, estas son recomendaciones generales que deberemos adaptar a cada niño, teniendo en cuenta su nivel de madurez, así como la facilidad de manejo de su diabetes. No debemos tener a miedo a dar nuevas responsabilidades a los niños, mientras mantenemos la supervisión. Ser capaz de la autogestión de su diabetes dará a tu hijo autonomía y autoestimaque le permitirá llevar una vida feliz.

Fuentes: http://blog.diabetes.ascensia.es/blog/index.php/cuando-puede-mi-hijo-asumir-el-cuidado-de-su-diabetes