consejos_alimentarios

Sabemos muy bien que no existe una fórmula secreta para vivir mejor y más tiempo, pero sí está muy claro que hay determinadas cosas que podemos hacer para evitar dos de las principales causas de muerte prematura: las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Además, de optar por una alimentación saludable y realizar ejercicios con regularidad hay más cosas que puedes hacer para mejorar tu salud.

Si se practican seis ó siete de los siguientes hábitos, muchos de ellos íntimamente relacionados, el riesgo de padecer un cáncer ó una enfermedad cardiovascular se reduce en un 51% en comparación con aquellas personas que NO incorporan ninguno. Aunque no se cumplan todas las reglas, sólo apostar por algunas de ellas tiene evidentes efectos: cumplir cuatro (4) de las propuestas nos lleva a una reducción del riesgo de un 33%, y cumplir dos (2) a un 21%. Dejar de fumar y cambiar la dieta tiene efectos casi inmediatos.

Los siete (7) ‘Sencillos’ consejos para una vida saludable

 

1. Muéveteejercicio

Todo el mundo sabe que el ejercicio es bueno para la salud, pero hay demasiada gente que no lo practica. En San Luis, la mitad de las personas adultas somos sedentarios ó hacemos actividad física insuficiente.

Sólo 30 minutos de ejercicio moderado (basta una simple caminata), durante cinco días a la semana, reduce significativamente el riesgo de tener diabetes, un infarto ó sufrir un accidente cerebral. Los niños necesitan más ejercicio, al menos una hora todos los días. Hacer ejercicio no sólo influye a un nivel físico, además hace que se reduzca el estrés, nos da mayor energía e incluso, hace que cambie nuestro estado de ánimo.

2. Controla tu colesterol
consejos_alimenticios1Controlar el nivel de colesterol es la única forma de asegurarnos de que nuestras arterias no se tapen, situación que puede causar un infarto o un accidente cerebro vascular. Debemos empezar a preocuparnos si nuestro nivel de colesterol es superior a 200 mg/dl. Es importante saber que no todos tenemos el mismo objetivo con respecto a los niveles de colesterol. Las personas con diabetes, con presión alta, las que ya han tenido problemas circulatorios ó los fumadores tienen objetivos más estrictos. Consultar al médico para saber cuál es tu nivel de colesterol ideal es un buen consejo para mantener saludable tus arterias.

El 75% del colesterol de tu sangre proviene de tu hígado y tus propias células, y el 25% restante de la comida. Mantener una alimentación saludable, evitando las grasas saturadas y trans y potenciando los alimentos bajos en colesterol- es importante, pero no basta para reducir el colesterol, es necesario además hacer ejercicio y mantener un peso saludable.

3. Come mejor:

“El Costo mundial de la enfermedad” el mayor estudio consejos_alimenticios5sobre enfermedades, accidentes y esperanza de vida realizado hasta la fecha, muestra que la dieta es el factor de riesgo que causa más muertes y discapacidades en el mundo desarrollado. Por lo que resulta importante reducir en nuestra dieta las grasas no saludables, los alimentos con mucho colesterol, el sodio y los azúcares añadidos; y priorizar las comidas ricas en fibra y proteína magra, así como las frutas y las verduras y lácteos descremados.

 

4. Controla tu presión arterial

Tener la tensión alta es el motivo más importante para la enfermedad cardiaca. La hipertensión hace que nuestra sangre fluya por las arterias con demasiada fuerza, lo que afecta a la totalidad de nuestros órganos vitales. Cuando la presión arterial se mantiene en niveles normales, se reduce el esfuerzo del corazón, las arterias, los riñones y,baja el riesgo de tener problemas cardiovasculares. Muchas veces, no sentimos nada aún con niveles muy altos de presión. Para mantener la presión en un nivel adecuado hay que seguir una serie de consejos: mantener una dieta baja en sal, realizar ejercicio frecuente, evitar el sobrepeso, controlar el estrés, limitar el consumo de alcohol y dejar el tabaco, realizar controles médicos habituales y tomar la medicación en caso de estar indicada.

5. Pierde peso

bajar-de-peso-rapido

Todos los factores de riesgo están íntimamente relacionados, y si tenemos obesidad ó sobrepeso, casi con seguridad, tendremos otros factores de riesgo. Estar más gordos significa que tenemos más grasa, en especial si se acumula arriba de la cintura, hace que tengamos un mayor riesgo de tener hipertensión, problemas de colesterol y diabetes. La obesidad, no obstante, es también un factor de riesgo independiente.

 

Calcula tu índice de masa corporal de la siguiente manera:

– Peso (en Kilos) dividido tú talla (en metros) al cuadrado o calcula tu IMC Aquí flecha_parpadea_entrar (1) 

Si es Mayor de 25, tienes sobrepeso, empieza a preocuparte por tu peso y asesórate con tu médico, sobre las maneras en que se puede bajar de peso. Lo mismo si tu cintura (medida pasando por el ombligo) es mayor 80 cm si eres mujer o 102 cm si eres hombre. En San Luis, la mitad de las personas adultas tenemos problemas con el peso. Es tiempo que hagamos algo al respecto.

6. Reduce el nivel de azúcar en sangre

Aunque la diabetes es una enfermedad tratable, y con la que se puede vivir, sólo el hecho de tenerla eleva las posibilidades de tener problemas con el corazón o con las arterias (arterioesclerosis). Tener un nivel saludable adecuado, protege nuestros órganos vitales y hace que vivamos más y mejor.

7. Elige no fumar

Si fumas poco importa que cumplas a rajatabla los otros seis pasos, dejar los cigarrillos debe ser una prioridad.  “El consumo de tabaco es un factor de riesgo presente en 6 de las 8 causas de muerte principales en el mundo”

Fumar daña todo tu sistema circulatorio y aumenta tuimages (40) riesgo de enfermedad coronaria, arterias endurecidas, aneurisma y coágulos. Como un efecto dominó, un riesgo genera el siguiente. Fumar también puede reducir tu colesterol bueno (HDL) y tu capacidad pulmonar, lo que le dificultará realizar la actividad física que necesita para mejorar su salud. Sus efectos son acumulativos y causa cáncer en distintas partes del cuerpo.

Tu cuerpo notará que has dejado el tabaco tras la primera semana.

Habla con tu médico ó busca un programa para dejar de fumar. Muchos hospitales y departamentos de salud pública ofrecen líneas y grupos de ayuda con personal entrenado que te ayudará a crear nuevos hábitos para una vida libre de humo. Busca todo el apoyo que necesites.

Es bueno que los padres, hablemos con nuestros hijos acerca de fumar cigarrillos. Mucha gente comienza con su adicción en la adolescencia y pasa años deseando no haber comenzado. Aprender a decir “no” a los cigarrillos es aprender a decir “sí” a la buena salud.

Referencias:

Global, regional, and national incidence and mortality for HIV, tuberculosis, and malaria during 1990-2013: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2013

Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo. Ministerio de Salud de la Nación Argentina.

2008-2013 Action plan for the global strategy for the prevention and control of noncommunicable diseases. Working in partnership to prevent and control the four noncommunicable diseases – cardiovascular diseases, diabetes, cancers and chronic respiratory diseases and the four shared risk factors – tobacco use, physical inactivity, unhealthy diets and the harmful use of alcohol”Life’s seven”, American Heart Association