Después de un baño, sécate muy bien entre los dedos de los pies para evitar la humedad y en consecuencia la aparición de hongos.

 

 

No uses tijeras para cortarte las uñas de los pies. Se recomienda el uso de limas para evitar lesiones.

 

Fuente: Diabelife