Además de administrar de manera correcta la insulina, también debemos saber cuáles son los cuidados que requiere.

La insulina es una hormona vital, que se puede definir como “la llave que abre la puerta” para que la glucosa pueda entrar en las células. Al ser esencial, es muy importante conservarla de forma correcta para preservar su acción.

Las insulinas se conservan a temperaturas ambientales suaves porque contienen conservadores, los cuales mantienen la insulina por un tiempo, pero finalmente dejan de tener efecto. En ese momento, las bacterias pueden empezar a crecer dentro del vial y degradar la proteína (que es la insulina), haciendo que pierda su acción.

Para la conservación de la insulina debemos tener en cuenta dos aspectos fundamentales: la temperatura y el tiempo.

Preservar la insulina a la temperatura ideal

  • Se recomienda guardar la insulina en la nevera, a una temperatura entre 4 y 8ºC. No debe estar por debajo de 2ºC, ya que pierde su acción.
  • La insulina nunca debe llegar a congelarse, así que debemos tener cuidado que no toque la placa de la nevera y no guardarla en el congelador.
  • Administrar la insulina recién sacada de la nevera puede ser doloroso. Para evitar esta sensación, la insulina que está siendo utilizada (sistema vial o sistema pen / pluma) se puede mantener a temperatura ambiente. Si se trata de una insulina que no va a ser utilizada en breve y la queremos conservar, sea en vial, pen o pluma, debemos mantenerla en la nevera.
  • No se debe exponer la insulina a luz o calor intensos, como puede suceder cuando se deja en un sitio que le esté dando el sol directamente. Hay que tener cuidado cuando dejamos la insulina en lugares como la bolsa del parque al sol, en el coche, sobre el escritorio, si está situada cerca de la ventana, y controlar que no le dé el sol de forma directa.
  • La temperatura ambiente a la que se expone la insulina no debe superar los 30ºC (entre 15ºC y 29ºC). Mientras se mantenga esta temperatura no es necesario guardar en la nevera los viales, pens / plumas de insulina que estamos utilizando para las inyecciones diarias.

Cómo mantener fría la insulina en situaciones de calor

En ocasiones, mantener la insulina fría puede ser un reto. Esto sucede no solamente en verano, a veces, en zonas muy cálidas o de viaje (playa, montaña u otros países), lugares con calefacción alta, etc… En estos casos podemos guardar las insulinas en un contenedor térmico enfriado con agua helada o envuelta en un paño húmedo para mantenerla fresca.

Desechar la insulina pasado el tiempo aconsejado

El vial o pen / pluma de insulina sirve durante los 28 – 30 días siguientes a su primer uso. Pasado este tiempo deberá ser desechado. También se deberá desechar el vial  pen /  pluma si ha estado a una temperatura ambiente superior a 29º.

¿Dónde depositar la insulina caducada (vial o pen / pluma)?

  • En un punto de recogida de medicamentos caducados (servicio de salud, farmacia…) si existe uno en la zona donde vivimos.
  • A la basura, nunca al inodoro o lavamanos, si en nuestra zona no disponemos de puntos de recogida de medicamentos (vial, pen o pluma).

Gestión de residuos - Agencia de Residuos de Cataluña

Adaptación del tríptico informativo “Millorem la gestió dels residus associats a la diabetis” (documento en catalán). Agencia de Residuos de Cataluña.

Comprobar siempre la fecha de caducidad de la insulina

La insulina que no estamos usando pero que tenemos en la nevera se mantendrá en buen estado durante el período indicado en la fecha de caducidad del envase. Es aconsejable programar algún tipo de alarma o aviso para que nos recuerde la fecha de caducidad de la insulina, sobre todo si la conservamos en más de un lugar. De todos modos, por seguridad, al abrir un nuevo vial, pen o pluma comprobaremos siempre su fecha de caducidad.

Fuente:  

Enfermera-Educación terapéutica en diabetes