Definitivamente, Sí!

Caminar es simple y natural aunque muchas veces puede parecernos aburrido. Vamos a repasar lo que la ciencia dice sobre sus beneficios: los estudios han demostrado que el caminar disminuye  riesgo para  diabetes tipo 2, las enfermedades del corazón y de los vasos y la demencia. Mejora la presión arterial, colesterol, estrés y depresión.  Además, de contribuir al descenso y al mantenimiento del peso.

La recomendación para adultos es realizar actividad física 30 minutos por día entre un nivel moderado e intenso, cinco días por semana. Caminar rápido funciona, pero pasear alrededor del barrio no (aunque si usted no hace para nada de ejercicio, pasear por el barrio podría ser un buen comienzo). Para traerle beneficios a su salud, suba la intensidad de su caminata cada vez más.

Algunos consejos para lograrlo:

1. Aumente la velocidad

El paso rápido en su caminata transformará lo que es “un paseo” en un ejercicio cardiovascular. La clave es encontrar la intensidad acorde a su nivel de estado físico. Si camina muy rápido, se cansará muy rápido y no llegará a su objetivo de tiempo y si lo hace muy lento, no conseguir;a que los latidos de su corazón suban lo suficiente para ejercitarse. Si la media hora de una caminata rápida no es posible, comience de a poco con 10 minutos hasta aguantar 30 minutos seguidos. Una vez que lo logre, comience a aumentar la velocidad.

¿No sabe si va suficientemente rápido? Si puede hablar tranquilamente con alguien al lado suyo mientras camina o puede cantar,  significa que usted va muy despacio.

2. Camine más distancia

Otra forma de mejorar su resistencia es caminar más lejos. En vez de concentrarse en la velocidad, concéntrese en la distancia para mejorar su resistencia. En vez de caminar demasiado rápido por 30 minutos (que ni siquiera puede hablar), intente caminar rápido por una hora (aquí sí puede hablar). Si 10 minutos de caminata rápida lo deja sin aire, camine más lento pero por 15 o 30 minutos. Mientras trabaja en incrementar su velocidad, también puede gradualmente incrementar su distancia.

3. Desafíese

Si realmente quiere incrementar la dificultad de su ejercicio, camine más rápido y por más tiempo. O, suba una colina o incline hacia arriba la cinta de su máquina de correr, que también lo ayudará a trabajar sus glúteos.  Sea prudente y no haga esfuerzos que generen dolor en sus articulaciones. Consulte con su médico si está en condiciones de realizar este esfuerzo.

4. Cambie de ejerciciosBrisk-walking

Cambiar sus ejercicios es beneficioso. Para los principiantes, esto hace que no se aburran y la abandonen. Además, esto ayudará a que su cuerpo trabaje de diferentes formas. Caminar durante una semana entera puede ofrecerle la oportunidad de que un día camine rápido, un tipo de ejercicio cardiovascular. Otro día puede trabajar en su resistencia mediante una caminata larga y otro día puede trabajar en su fuerza mediante caminatas en colinas o en su cinta, esto puede ayudarle a crear músculo. Si puede, también sería beneficioso agregar ejercicios de fuerza (en casa o en el gimnasio) y hacer ejercicios de estiramiento para mejorar su flexibilidad.

Fuente: 4 formas de mejorar su ejercicio de caminatas, por Tracey Neithercott. Diabetes Forecast