Hoy les enseñaremos una receta hecha en base a calabaza y zanahorias conocida como Budín de Oro. Esta preparación vale oro por varias razones:

  • Es una receta baja en carbohidratos.
  • Su textura suave y cremosa te hará cerrar los ojos de placer apenas la sientas en tu paladar (¡suena exagerado pero es verdad!).
  • Si tienes invitados alcanza para varias personas y si la haces para ti solo, alcanza para varios días.
  • Hasta el cocinero más inexperto podría prepararla y tener éxito.

INGREDIENTES (para 8 porciones)

– 400 g calabaza (o zapallo camote) pelada

– 400 g de zanahorias cotadas en rodajas

– 500 g de queso untable 0% grasa

– 2 huevos

– 2 cucharadas de queso rallado bajo en grasas

– 150 cc de leche descremada

– 1 pizca de sal

– 1 pizca de pimienta

– 1 pizca de nuez moscada

PREPARACIÓN

1. Hervimos la calabaza y las zanahorias hasta que queden blandas.

2. Escurrimos en un colador y las colocamos en una procesadora junto a todos los otros ingredientes.

3. Procesamos muy bien, teniendo en cuenta que debe resultar una preparación cremosa.

4. Condimentamos con la sal, pimienta y nuez moscada.

5. La vertimos en una budinera de 30 cm de largo lubricada con aceite vegetal (recomendamos esparcir el aceite con una servilleta para que deje la cantidad justa y absorba lo innecesario).

6. Llevar al horno y cocinar a temperatura moderada (180º) de 30 a 40 minutos.

Y eso sería: cocer, mezclar, hornear y servir. Simple, sencillo y delicioso. Una receta saludable que vale su sabor en oro. ¡Que la disfrutes!

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

  • Energía: 94 Kcal
  • Hidratos de carbono: 12 g
  • Proteínas: 7 g
  • Grasas: 2 g
  • Sodio: 102 mg

Fuente: Diabelife