Las personas con diabetes necesitan activarse más a menudo de lo que hasta ahora se supone lo han estado haciendo, según las nuevas directrices que ha dado a conocer la American Diabetes Association (ADA) en las últimas horas. Concretamente dicen ahora que para mejorar la gestión de azúcar en la sangre, sobretodo las personas con diabetes tipo 2, deben activarse cada 30 minutos y especialmente cuando pasan mucho tiempo sentados.

Esta forma de activarse tiene que ser con actividades ligeras y de pocos minutos como por ejemplo estiramientos del brazo sobre la cabeza, pequeños paseos, levantamiento de las piernas o giros del torso. Unos ejercicios que permitan activarse y que al parecer son muy beneficios para el control de la glucemia.

Hasta ahora la asociación americana recomendaba la actividad física ligera cada 90 minutos de inactividad prolongada, ese tiempo ahora se recorta hasta los 30.

“Este movimiento debe ser un complemento al ejercicio regular, ya que es muy recomendable para las personas con diabetes estar activas. La incorporación de la actividad física en el día a día significa numerosos beneficios en la gestión y control de la diabetes “, explicó en un comunicado de prensa de la ADA.

Las directrices también hacen hincapié en tipos específicos de ejercicio y como estos ayudan de una u otra manera a los pacientes.

Por ejemplo, los ejercicios aeróbicos benefician a los pacientes con diabetes tipo 2 a mejorar el control de azúcar en sangre, controlar su peso y reducir el riesgo de enfermedades del corazón. En el caso de las personas con diabetes tipo 1 el entrenamiento aeróbico y de resistencia ofrece beneficios como una mejor sensibilidad a la insulina, la aptitud y la fuerza muscular del corazón.

También hay indicios de actividad en las mujeres con diabetes gestacional, que deben hacer ejercicio aeróbico y de resistencia. Además, a las personas con prediabetes se les insta a combinar un aumento de la actividad física con los cambios de estilo de vida saludables para prevenir la progresión a la diabetes tipo 2.

Además de todas estas recomendaciones de la ADA en materia de actividad física, se recuerda que los pacientes deben controlar sus niveles de azúcar en la sangre durante la actividad física. Sobretodo para evitar hipoglucemias.

Estas directrices, basadas en una revisión de más de 180 estudios, se ha publicado en Internet el pasado 25 de octubre en la revista Diabetes Care

Fuente: Canal de la Diabetes, publicada 26 de Octubre