En los últimos días la Asociación Americana de Diabetes ha vuelto a hacer hincapié en que la gestión del estilo de vida es la clave para el tratamiento de pacientes con diabetes, según un artículo de revisión publicado en Osteopathic Family Physician. La piedra angular del tratamiento de los pacientes con diabetes es la gestión del estilo de vida.

 

La gestión del estilo de vida se centra en:

1. Actividad física

La ADA recomienda que los pacientes con diabetes lleven a cabo ejercicios aeróbicos, de resistencia, flexibilidad y ejercicios de equilibrio. Los ejercicios aeróbicos pueden mejorar la función cardiorrespiratoria y la sensibilidad a la insulina; el entrenamiento de resistencia puede aumentar la masa muscular y la fuerza; los ejercicios de flexibilidad ayudarán a aumentar el rango de movimiento alrededor de las articulaciones; y los ejercicios de equilibrio pueden disminuir el riesgo de caídas en los adultos mayores con diabetes.

Los pacientes con diabetes tipo 2 deben reducir su comportamiento sedentario, ya que aumenta el riesgo de mortalidad y morbilidad. Los pacientes más jóvenes con diabetes tipo 1 también pueden ver los beneficios de la actividad física, incluyendo reducción de la mortalidad y la posible estabilidad de glucosa en sangre.

Para los jóvenes con diabetes tipo 2, la ADA recomienda un mínimo de 1 hora diaria de moderada a alta actividad física 3 días por semana.

2. Terapia de nutrición

Los investigadores escribieron que las personas con diabetes deben recibir terapia de nutrición médica individualizada, preferiblemente de una dietista profesional. Las dietas deben presentar patrones de alimentación saludables que contengan alimentos nutritivos, como por ejemplo en la dieta mediterránea y en las dietas basadas en vegetales. Los hidratos de carbono más altos en fibra y más bajos en la carga glucémica debe estar controlados y las bebidas azucaradas deben evitarse para controlar el peso y disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular y el hígado graso.

3. Dejar de fumar

La investigación anterior ha demostrado que dejar de fumar se asocia con un beneficio sustancial en el impacto de las enfermedades cardiovasculares en pacientes con diabetes tipo 2. El número de casos se reduce considerablemente.

4. Apoyo psicológico

En sus recomendaciones actualizadas, la ADA informa que los médicos deben evaluar al paciente  desde el punto de vista psicológico, teniendo en cuenta aspectos como la angustia y otros problemas psicosociales generados por la diabetes. Esa condición tiene un impacto directo en el control de la diabetes.

5. Educación y ayuda en el autocontrol de la diabetes

Una vez más se pone de manifiesto la importancia de que la persona con diabetes conozca y maneje a la perfección todos los parámetros de su diabetes. Eso se consigue con una educación constante y permanente, de tal manera que la persona con diabetes pueda tomar decisiones en base a información.

 

 

Fuente: Diabelife