La minestrone es una sopa de origen italiano elaborada a base de verduras de temporada. Normalmente se acompaña con pasta, legumbres o arroz. Es un plato muy contundente y reconfortante, ideal para tomarlo bien caliente y entonar el cuerpo en los fríos días de invierno.

 

Así lo cocinamos

Lava y trocea todas las verduras en dados pequeños.
En una cazuela con un poco de aceite, sofríe la cebolla, la zanahoria y, por último, las verduras más blandas (puerro, nabo, coliflor, guisantes y brócoli).
Aparte, saltea los champiñones en una sartén y añádelos a las verduras anteriores.
Incorpora ahora la salsa de tomate, el caldo vegetal y salpimenta. Deja cocer el conjunto a fuego suave durante 3o minutos.
Cuando llevemos 25 minutos de cocción, añade los fideos a la sopa.
Justo al final, añade el orégano.
Presenta en una sopera y sirve en la mesa.

Trucos y Consejos

A esta receta de sopa minestrone, de origen italiano, se le puede incorporar también tomillo y albahaca, siempre al final de la cocción, para que no se desvirtúe su sabor.
Si lo deseamos, podemos rallar un poco de queso parmesano sobre la sopa justo antes de servir.

 Información Nutricional

La ventaja que presenta la minestrone es que nos permite servir una gran variedad de verduras en un solo plato. Además, la hemos elaborado con verduras de temporada, las cuales son más nutritivas, sabrosas y baratas.

Del análisis nutricional de la receta se desprende la variedad de nutrientes reguladores propios de las verduras, tales como vitaminas, minerales, sustancias antioxidantes y fibra.
Resulta una sopa muy sabrosa, y una estupenda manera de apreciar el sabor natural de las verduras. Además, es recomendada para todos los públicos, incluso para aquellos que tienen el estómago delicado.

Fuente: ABC de Sevilla